domingo, 12 de noviembre de 2006

Santiago en cien palabras ...

En alguna estación de metro, mientras esperen el próximo tren, podrán ver un día, alguno de mis cuentos de "Santiago en cien palabras".

Serán los jurados de letras, transparentes como se requiere? o se dejan llevar por emociones y sentimientos que afloran mientras las letras se apoderan de su mente inventando realidades en base a la historia en el papel?

De cualquier forma, siempre hay ganadores y perdedores, al final, solo eso cuenta.

No gané y no me siento perdedor, la experiencia vale.

Llevar una historia a cien palabras, es un tema de síntesis, concreción, ideas claras y ambiente, necesarios de construir en tan solo cien palabras, prueben y luego me cuentan.

Tres cuentos que ya puedo mostrar.
Tres cuentos para disfrutar.
aa
aa


El hombre de la Burbuja

Pasan los días, los meses los años, él sigue allí, no recuerda cuando fue, que se encontró sumergido en esa burbuja. Decidió permanecer en ella protegido del tiempo, mientras afuera, la ciudad clama por su ausencia. El, impávido, mira desde lo alto del edificio, asomado en su única ventana, el pasar de la vida ante sus ojos.
aa
aa

El invisible hombre de Catedral esquina Compañía

Mi refugio, una escalera, allí siempre estoy, con hambre y sed, invisible al diario vivir. Suben y bajan miles por ella, nadie advierte que sigo acá.

A lo lejos me divisan, caso raro piensan, bajando la cabeza de lado a lado.

Miles regresan, impávidos, desde sus ventanillas verdes, amarillas, ven, mas nadie advierte que sigo acá.

De mi mente limpia no fluyen palabras, no es necesario siento, en sus rostros adivino la congoja del vivir, van con hambre y sed, mayores al hambre mía.
Algún día partiré, nadie notara mi ausencia, seguiré siendo el invisible hombre de Catedral esquina Compañía.

aa


Dualidad

El, viste de terno y corbata como todos los días, se despide de su esposa para ir a su trabajo. Por el camino, alegre siente que su vida fluye. Todo ordenado y controlado, a sus hijos no les falta nada.

Presuroso, apura el tranco, ya es la hora señalada. A su trabajo, una llamada urgente para avisar que hoy no va.

Da una última mirada a su expresión radiante, antes de detener el auto y permitir que ella suba. Sonriente, le da un beso en la mejilla, antes de perderse a la altura del setecientos de Libertad.

aa

MadPat (participación en Santiago en cien palabras – 2006)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena veta elegiste, observando el quehacer de la ciudad hay harto material. Alguna vez pensé en enviar algo al "Santiago en 100 palabras", pero me quedé en el intento.

Esta semana no ingresé post, pero comprometo uno del tipo 100 palabras para el fin de semana que viene, es algo relativo al metro.

Me gustó "El hombre la burbuja", corto y preciso ¿cuántos podrán verse identificados?

Y de "Dualidad" ¿altura del 700 de Libertad?, no lo sabía ¡buen dato! :-)

Cariños..

JD dijo...

¿El invisible Hombre de Catedral esquina Compañía?
Los invisibles son los cientos de hombres y mujeres que transitan por la escalera, ellos son los impávidos, hambientos y sedientos que se refugian en el "Gran Ventanal".
Cuando él parta, todos notaremos su ausencia en la mañana...sin él, no podemos comparar nuestra existencia y justificar erróneamente que vale la pena subir esa escalera...

Anónimo dijo...

.... Buenas tus historias Patita, leí varias, incluyendo las de la U, como diría un buen amigo “Te felicito”.... me gustó el del Hombre invisible de Compañía con Catedral, estaba para ganar el concurso.
Aparte lindo tu blog, con sus fotitos ad-hoc a la historia. Grande Patita, ojala que los proyectos de verdad te dejen energías para continuar con tus historias.

Cariños Gere

Anónimo dijo...

Kanelo amigo, es verdad, en el urbano tenemos miles de temas, te invito a seguir en la líne que has escogido.
Y el hombre de la burbuja si, tiene nombre y apellido, lamentablemente.

JD, muy cierto socio, el es un indicador fuerte que nos anima dia a dia a subir esa escalera.
Ahora bien, en tu intimo yo, al verlo allí a diario, dime: no cambiarias, al menos un dia tu rutina por su libertad?.

Gracias Gere por tus palabras, me animan a seguir adelante y tu también sigue mis letras, que me ayudan a olvidar los proyectos de verdad.

Abrazos, MadPat

Vincenzo Corleone dijo...

Estimada amiga en este peculiar espacio que la ciencia nos ha dado.........eso sería un saludo que busca iniciar el díalogo medíatico en cualquier lugar de mucha pompa o de mucho engaño...quien sabe..
Me encontré querida Pat repasando una vez más tus palabras y creo que debes seguir, seguir y seguir....qué importan los concursos, si el mejor es el que encuentras en los amigos que reconocen tu talento.......
Sigo pensando que uno de ellos (de tus cuentos) debería tener otro final...más es TÚ FINAL.....ahora bién, ignoro si la vida es una prueba, como asegura la teología; de todos modos, es una prueba a la cual nos sometemos voluntariamente, eso nos decía Anatole France y yo creo que tampoco lo ha de haber pensado el hombre aquel ...el de la escalera......debemos ser muchos los hombres de las escaleras, no creo que sea al revés.....cada día, cada instante soy un convencido de que el tema es la revés. Ahora, si de dualidad se trata, ¿quién no se ha encontrado frente al pensar que en realidad muchos emplean la mitad de su vida en hacer miserable la otra mitad?
Me gusta lo que escribes y pienso que nos invitas a la reflexión...y de eso se trata! Ya puedes ver como se nos ha dado cuando "conversamos" con Araucano......
Si el hombre de tu "burbuja" es creyente, tal vez piense que Dios ha hecho la vida para que sea vivida y no para que sea conocida.....más si no lo es (creyente)....puede pensar que la vida no puede ser nada mas que un breve camino a la muerte.

Termino mi comentario amiga mía invitándote a decierle a tus personajes que amen la vida, la afronten, porque buena o mala no sabemos si tenemos otra...por lo menos yo no lo se!!
Suerte y hasta pronto.

MadPat dijo...

Sabias palabras don, como siempre me sorprendes con tus atinados comentarios.

Sí, creo que he dormido por algún tiempo, pero ya sabrás el real motivo de mi distancia de estas letras.

Como bien dije en la conferencia de ayer tarde, estoy terminando un escrito que finalmente entre intercambios de ideas de Araucano, tu y Canelo, no fue posible pulir detalles, pero si me comprometo a seguir tirando líneas, es muy necesario tanto para mi como para ustedes que siguen atentos y eso es muy gratificante.

Ya debieras atreverte tu también, te lo he dicho y te repito, debes plasmar toda esa sabiduría utilizando esta tecnología que te permite compartir.

Abrazos Don, seguiremos en contacto.